Entradas

Contra el futuro. Lo posible-impensado.

Imagen
1. En los últimos treinta años el neoliberalismo ha generalizado y globalizado la forma y la lógica abstracta de la empresa. Esa lógica ha ido infectando a los Estados, a los gobiernos, a la institución educativa, a las viejas relaciones sociales y políticas (¿no son acaso cuestiones empresariales, gerenciales o administrativas el objeto de una fiscalización burocrática incesante a los gobiernos y a los Estados, la persecución a cualquier violación de la axiomática económica —corrupción, mala gestión, actitud despreocupada con relación al déficit, etc.—, que cuando no logra tomar fuerza jurídica como para un impeachment, un golpe o una destitución, se cobra en las siguientes elecciones como pérdida de votos o dinero electoral?). Hoy, en el mundo empresa, el crédito, la deuda, la culpa y la adicción arman el chasis “subjetivo” del movimiento continuo y eterno de la circulación y la reproducción, de la valorización del valor y el incremento de la cantidad. Todo funciona casi en un solo c…

La huella del fantasma en la carne (*)

Imagen
1. En 1848, se avisa que un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo; en 1917, el fantasma se encarna. ¿Ese fantasma encarnado solo podía detener el vuelo y echarse a engordar?
Dicho así, las cosas asumen una forma apodíctica más bien extraña. Parecería haber algo que cambia dramáticamente (e incluso, se diría, hay algo “que cae”) en una idea cuando intenta realizarse, ocurrir en lo real. Pero convertir eso en ley, y desahuciar al movimiento político y social por comportar algo como una “degradación (o una caída) de la idea” es un exceso cuya etiología está en el idealismo del propio planteo de una exterioridad que separa el fantasma de la carne (una exterioridad que, para el caso, se mide en los setenta años que transcurren desde el Manifiesto a Petrogrado). Sabemos que no hay esas gloriosas entidades positivas o sustanciales como práctica y teoría, cuerpo y alma, ser y pensamiento, carne y fantasma. Pero sí hay, siempre hay —en un “haber” que seguramente es distinto al “hab…

Humanidad 2.0: el capitalismo alcanza su concepto

Imagen
I Sabemos, con Marx, que el capitalismo no es más que un modo de producción, un modo histórico de producción. Esto es, un qualunque, un sistema económico entre tantos modos o sistemas posibles. Ese bautismo, esa determinación le confiere al capitalismo una positividad que lo hace pensable y decible, y que lo recorta del continuo natural y neutro de la economía en tanto universal abstracto, de la economía como dimensión irreductible de toda práctica humana. Así, la positividad particular del capitalismo debería pensarse, en principio, contra la actividad negativa singular de un sujeto (que, para el caso, coincide con el nombre propio Marx, o con el proletariado marxiano) que lo determina, lo niega, lo escribe, lo teoriza y lo piensa políticamente, es decir, que lo arranca de la naturalidad y la neutralidad (la universalidad abstracta) desde la cual ejerce, sin esfuerzo, su cerrada hegemonía. Esta es, por antonomasia, la operación de la ideologiekritik: mostrar como histórico aquello qu…

Dos parábolas violentas

Imagen
1. más de Edipo o de Zenón [1] Sabemos que el Coyote no va a atrapar al Correcaminos. Pero también sabemos que él no lo sabe. Acaba de tomar un tónico muscular para las piernas, y su tronco flaco y enclenque está sostenido ahora por las potentes piernas de Schwarzenegger. Ha puesto su cuerpo, como siempre, a disposición de una adaptación tecnológica radical a las exigencias de la máquina de atrapar al pájaro. Una máquina que nosotros sabemos imposible, pero él no. Y es precisamente porque él no sabe de la imposibilidad que la máquina se convierte, en realidad, en una máquina de fracasar (nunca fue otra cosa, a decir verdad). Ahora, con la prótesis, logra una velocidad razonablemente buena. Ya está a punto de atrapar a su antagonista: estira los brazos en plena carrera, ya casi lo toma por el cuello. Pero el otro simplemente da vuelta su pequeña cabeza, saca su lengua burlona y en un golpe sobrenatural de aceleración instantánea desaparece del cuadro, poniendo las cosas en su lugar: el…